domingo, 16 de marzo de 2014

Euskadi innova su Formación Profesional

La Formación Profesional vasca está considerada en Europa puntera por su calidad de respuesta a las necesidades de las empresas. Decir esto no es más que constatar una realidad, por suerte, firmemente consolidada, que nos ha llevado incluso, con la nueva Formación Profesional en Alternancia –que alterna la formación en el aula con el trabajo en la empresa de nuestro alumnado-, a ser considerados por Bruselas un modelo de referencia. Pero ni podemos ni debemos conformamos con esta situación y contemplarla todas la mañanas desde el sofá, orgullosos de nosotros mismos.

Nuestras empresas, nuestra sociedad, por tanto, demandan a la FP jóvenes con competencias y conocimientos diferentes, en gran medida, a los que se han venido trabajando durante estos últimos años. Términos como internacionalización, innovación… han dejado de ser conceptos que llenaban la bandeja de “Por hacer” de nuestras pymes para convertirse en ingredientes básicos de aquéllas que pugnan por continuar abriendo brecha en el mercado global. Las que han mantenido esos conceptos en esa bandeja del “Debe” ya no están o están a punto de echar la persiana mientras emiten un S.O.S.

La Formación Profesional vasca está llamada a jugar un papel clave, una vez más, para nuestras empresas, poniendo su granito de arena en este nuevo entramado global que requiere de empresas innovadoras para sobrevivir. Y esta vez será mediante la Formación en Alternancia. No olvidemos que la Alternancia en Euskadi se entiende en clave de contrato -en la modalidad de formación y aprendizaje- y que los alumnos/as que participan de ella son trabajadores contratados por las empresas. De ahí que una mejora en la adquisición de las competencias del alumnado pueda redundar con rapidez en la mejora de alguna característica del puesto de trabajo y, en definitiva, de la propia empresa. Buscamos una Formación en Alternancia de nuestros jóvenes focalizada en la innovación, exclusiva de Euskadi. Una Formación en Alternancia innovadora, pionera en toda Europa, y que va a constituir uno de los pilares clave del IV Plan Vasco de FP que liderará la Viceconsejería de Formación Profesional.

¿Cómo llevamos la innovación a nuestro entramado industrial, a nuestras pymes y micropymes? La fórmula es clara: hay que provechar las singularidades de Euskadi con su red de centros de FP, tanto públicos como privados, única en Europa, y el apoyo de los centros tecnológicos vascos. El reto está en combinarlos inteligentemente para obtener resultados innovadores, pero ante todo, eficaces. Es fundamental que la asentada tradición por el asociacionismo que existe en Euskadi de un paso más, y explore todas las oportunidades y resultados diferentes que pueden surgir de la interacción creativa de esas asociaciones.

Necesitamos una combinación para acercar, sobre todo las pymes y micropymes -más del 95% de las empresas en Euskadi tienen menos de 10 trabajadores- a los Centros Tecnológicos para que ambas organizaciones identifiquen nuevas formas de interacción. Necesitamos explorar dinámicas que enlacen la Formación Profesional directamente con la innovación, buscando colaborar en incrementar la competitividad de las empresas a través del desarrollo de competencias adicionales en los alumnos/as de Formación Profesional.

Esto es HIRU+. Un proyecto que ha convertido en una concreción real este reto a través de la generación de triángulos formados por un Centro de FP, un Centro Tecnológico o de I+D+i y una empresa que desarrollan su actividad en torno a un ámbito tecnológico común. El alumno/a alterna el aprendizaje entre estos tres agentes, de forma que el Centro Tecnológico, mediante la intervención de sus personas investigadoras buscará despertar en el alumnado la inquietud por mejorar sus tareas, formarle en las últimas tendencias y conocimientos relacionados con las tareas desempeñadas en la empresa e incorporarle a un proyecto desarrollado en el Centro Tecnológico que tenga similitudes con las tareas realizadas en la empresa, ayudándole en la toma de decisiones.

Durante 2014, y siendo premeditadamente prudentes, están en marcha varios triángulos en los que participan Centros Tecnológicos de IK4 Research Alliance así como el AIC (Automotive Intelligence Center) junto con otras tantas empresas y Centros de FP de HETEL. Un primer paso en el que ha sido imprescindible la colaboración de distintos organismos públicos: Consejería de Empleo, Consejería de Educación, Consejería de Desarrollo Económico, Diputación Foral de Bizkaia y SPRI.

Son sólo los primeros pasos hacia la configuración del futuro de la FP vasca. HIRU+ es un proyecto infinito en posibilidades y que quiere representar una experiencia real en la que visualicemos una puerta que se abre. Pero seguro que existen más puertas que aún no las vemos. Pero para verlas, debemos levantarnos del sofá.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada